Alemania Europa

8 lugares poco conocidos que ver en Hamburgo

¡Hola viajeros! En esta entrada os traemos una lista con 8 lugares poco conocidos que ver en Hamburgo. Como hemos dicho en alguna ocasión, uno de los objetivos de La Eternidad del Viaje es ir más allá de lo que destacan las típicas guías de viajes. Por eso, esta vez queremos que conozcáis con nosotros el Hamburgo más desconocido, esos rincones de la ciudad germana que, a pesar de que no suelen considerarse como imprescindibles, creednos: merecen mucho la pena. 

Si estáis planeando un viaje a esta bonita ciudad del norte de Alemania o bien si ya la conocéis, seguro que habéis oído hablar de lugares imprescindibles que ver en Hamburgo, como el Ayuntamiento o Rathaus, la zona de canales de Speicherstadt, el barrio de Sankt Pauli, la Filarmónica del Elba o Elbphilharmonie, o el curioso museo Miniatur-Wunderland. Sin duda, si viajáis a Hamburgo os recomendamos que visitéis todos estos sitios, pero en esta entrada queríamos hablaros de esos otros rincones srecretos o no tan conocidos de Hamburgo que deberíais visitar. 

Así que, si tenéis pensado visitar Hamburgo dentro de poco o simplemente tenéis curiosidad por lo que esta bonita ciudad esconde, no os perdáis esta lista de 8 lugares poco conocidos que ver en Hamburgo. Incluso si ya habéis visitado la ciudad, tal vez os venga bien echarle un vistazo, por si se os hubiera escapado ver alguno de estos sitios. ¡Empecemos!

Espacio sociocultural de Gängeviertel

Una de las cosas que hacen de Hamburgo una ciudad única es su parte más alternativa. Seguramente ya hayáis oído hablar del famoso barrio de Sankt Pauli, conocido por su ambiente nocturno y su arte urbano. Pero muy pocos viajeros llegan a conocer el espacio sociocultural de Gängeviertel, en el vecino barrio de Neustadt.

Espacio exterior del centro sociocultural de Gängeviertel, en Hamburgo
Parte al aire libre del espacio sociocultural de Gängeviertel

Se trata de un complejo formado por varios edificios, en cuyos espacios al aire libre podréis contemplar infinitas muestras de creatividad y arte urbano. A medida que os vayáis aproximando a Gängeviertel, os sorprenderá encontrar un lugar así entre modernos edificios de multinacionales, como por ejemplo la sede de Google, que se encuentra a menos de 5 minutos andando.

Arte urbano en Gängeviertel

Además de las muestras de arte urbano que encontraréis en su exterior, el corazón de este espacio lo constituye el edificio conocido como Fabrique. Es el centro sociocultural de este lugar único, a lo largo de cuyas 5 plantas se puede disfrutar de conciertos y exposiciones, asistir a cursos de pintura, a clases de cocina o baile, o incluso a debates políticos.

Espacio sociocultural de Gängeviertel, en Hamburgo
Edificio Fabrique, en la entrada al espacio sociocultural de Gängeviertel

Por otro lado, los organizadores de este espacio tratan de que todas las actividades sean gratuitas en la medida de lo posible. Una de las veces que fuimos, asistimos a un concierto en la planta baja del edificio en el que únicamente había que pagar la voluntad, más lo que consumieras en el bar.

El origen del espacio sociocultural de Gängeviertel es bastante reciente: en 2009 el Ayuntamiento de Hamburgo decidió vender los edificios de la zona a un inversor que pretendía modernizar el barrio. Ante ello, numerosos activistas ocuparon el complejo y la ciudad de Hamburgo acabó recomprando los edificios. Por si os interesara, en la web del proyecto de ocupación Gängeviertel podéis encontrar más información sobre su historia.

Millerntor-Stadion: el campo de fútbol del FC St Pauli

Sankt Pauli no sólo da nombre al céntrico barrio de Hamburgo, sino también al club de fútbol de este barrio, que actualmente juega en la Segunda División alemana: el FC St Pauli. Sin embargo, este equipo de fútbol no es precisamente conocido por sus éxitos deportivos, sino más bien por su acción social y por la famosa calavera que forma parte de su escudo: La Jolly Roger (la reconoceréis por ser la que aparece en las banderas piratas).

Interior del Millerntor-Stadion
Partido del FC St Pauli en el Millerntor-Stadion

Ver un partido en el Millerntor es una experiencia que merece mucho la pena. El ambiente que se respira durante, antes y después del partido es único, por lo que lo recomendamos tanto si os gusta el fútbol como si no. 

Además, es bastante barato. A nosotros, con carné de estudiante nos costó 9,50 euros cada entrada. Eso sí, eran en el fondo y para ver el partido de pie. Si preferís verlo sentados, es algo más caro, pero para disfrutar del verdadero ambiente del fútbol alemán os recomendamos que lo veáis de pie.

Durante el partido podéis comprar alguna cerveza en el estadio; incluso para la previa y el postpartido, hay muchos bares en los alrededores o incluso podéis beber en la calle (en Alemania es legal).

El Centro Islámico: uno de los rincones secretos de Hamburgo

Una de las atracciones turísticas principales de Hamburgo es el Lago Alster, a cuyo alrededor podéis disfrutar de un bonito paseo por sus zonas verdes y contemplar alguna que otra lujosa mansión con salida directa al lago. 

Sin embargo, pocos visitantes saben que en la parte noreste del Lago Alster se encuentra una de las mezquitas más antiguas de Alemania y de Europa: el Centro Islámico de Hamburgo o Islamisches Zentrum Hamburg

Centro islámico de Hamburgo
Exterior del Centro Islámico de Hamburgo, junto al Lago Alster

Además de contemplar este precioso edificio color turquesa prácticamente a las orillas del Lago Alster, también podéis entrar en su interior; es gratis. Allí podréis ver alguna exposición e incluso es muy probable que coincidáis con gente rezando en la amplísima alfombra redonda de la mezquita

Alfombra redonda del interior de la mezquita del Centro Islámico de Hamburgo
Gente rezando en la enorme alfombra redonda de la mezquita del Centro Islámico de Hamburgo

Recomendamos que paréis un momento en vuestro recorrido por el Lago Alster para hacer una visita a esta maravillosa mezquita. Podéis encontrar información actualizada sobre los eventos, horarios, historia o servicios que ofrecen en su página web.

Landungsbrücken desde otra perspectiva

En la parte más al sur del Barrio de Sankt Pauli, junto al río Elba, se encuentra la zona portuaria de Landungsbrücken. Este es uno de los lugares generalmente más recomendados que ver en Hamburgo. 

En Landungsbrücken, podréis pasear por su muelle flotante con las increíbles vistas de una parte de la ciudad al fondo, comprar algo en las numerosas tiendas de souvenirs o incluso cruzar el río Elba por debajo a través del Alter Elbtunnel.

Pero nuestra recomendación es que, para llegar hasta esta zona de Landungsbrücken, bajéis por las escaleras que hay junto al hotel Hafen Hamburg. De esta forma, no sólo disfrutaréis  de las vistas de la ciudad que podéis ver desde el propio muelle, sino que también podréis incorporar a esa bonita estampa los edificios del muelle de Landungsbrücken.

Vistas de Landungsbrücken
Parte de las vistas de Landungsbrücken y la Elbphilharmonie de fondo

Os dejamos a continuación el punto exacto, donde además podréis sentaros en alguno de los bancos de este improvisado mirador. Lo recomendamos especialmente cuando sea de noche.

Otro plan que merece la pena en Landungsbrücken una vez es de noche, si tenéis tiempo y el clima acompaña, es saborear una cerveza fresquita sentados en la orilla de su muelle flotante, mientras disfrutáis de las preciosas vistas iluminadas de la otra orilla del río y la Elbphilharmonie de fondo. Tal vez sea el momento perfecto para probar la cerveza local de Hamburgo: la Astra.

El bar StrandPauli

Justo al lado del muelle de Landungsbrücken, se encuentra el que para nosotros es el bar más original de Hamburgo: el StrandPauli. Se trata de un bar y restaurante con una parte al aire libre decorada de una forma muy original, sobre arena de playa y con una especie de estufas de leña repartidas para entrar en calor. Si a eso le sumáis las vistas al río Elba y una música chill out de fondo, es el lugar perfecto para relajarse y disfrutar de una cerveza tras descubrir las maravillas de Hamburgo.

Hoguera en Strand Pauli, Hamburgo
Hoguera en la playa del bar StrandPauli

Nosotros cuando hemos ido ha sido solo para tomar algo, pero también podéis comer o cenar allí. El interior de StrandPauli es también muy original. 


Os pedimos perdón, pero no tenemos fotos de los lugares de los que hablaremos a partir de ahora. Estuvimos en Hamburgo hace mucho y por aquel entonces no hacíamos muchas fotos, pero podéis echar un vistazo a estos sitios en Google.


El barrio alternativo de Sternschanze

El barrio más conocido por su ambiente y arte urbano en Hamburgo es Sankt Pauli. Sin embargo, pocas guías y páginas turísticas hablan del que verdaderamente es el barrio más alternativo, reivindicativo y joven de Hamburgo: Sternschanze.

Os recomendamos que deis un paseo por las calles de este moderno barrio rebosantes de arte callejero, así como que entréis en alguno de sus originales bares y tiendas. Algunos de los lugares más peculiares de Sternschanze y que merece la pena visitar son los siguientes: 

El Kilimanschanzo: un antiguo búnker convertido en rocódromo

En Sternschanze todo es alternativo, incluidos sus parques. El ejemplo más característico de esto es el parque Flora Park, donde encontraréis desde un skatepark a zonas infantiles muy originales. Pero lo más sorprendente de este parque es su antiguo búnker de guerra reconvertido no solo en un lienzo de arte callejero, sino también en un rocódromo. Podéis echar un vistazo alrededor del búnker e incluso, si os acercáis un poco, podréis ver restos de la pared formados por numerosas capas superpuestas, reflejo de la cantidad de veces que se ha pintado sobre el muro.

Es una pena que, para poder escalar en este rocódromo, tengáis que ir con alguien que pertenezca a la asociación Kilimanschanzo eV. Aun así, si queréis conocer de primera mano el ambiente alternativo de Hamburgo, os recomendamos que visitéis el Flora Park.

El centro sociocultural Rote Flora

Apenas a unos metros del Flora Park, en la calle principal del barrio, la calle Schulterblatt, se encuentra el centro cultural Rote Flora. Este edificio, que originariamente era un teatro, tuvo diferentes usos a lo largo de su historia hasta que en 1987 un productor musical quiso comprarlo y reformarlo para que albergara la obra teatral “El fantasma de la Ópera”. Temerosos de que eso supusiera un aumento en el precio de los alquileres, la gente del barrio organizó varias manifestaciones hasta que finalmente, en 1989, el edificio fue ocupado, hasta el día de hoy.

Actualmente, el Rote Flora es el punto de inicio y de organización de numerosas manifestaciones, como por ejemplo gran parte de las que tuvieron lugar en Hamburgo en julio de 2017 frente a la cumbre del G20 celebrada en esta ciudad. Pero, principalmente, el Rote Flora es un centro político y cultural en el que se organizan conciertos benéficos, conferencias, reuniones de carácter político, etc. También sirve de lugar de acogida para personas sin techo y en él se imparten talleres muy variados: desde reparación de bicicletas hasta de ayuda a personas con problemas de alcoholismo. Para más información, podéis echar un vistazo a su página web (en alemán), o a la página del Ayuntamiento de Hamburgo (en inglés o alemán).

Tomar una cerveza en alguno de los originales bares de Sternschanze

El carácter alternativo de Sternschanze se refleja también en sus numerosos bares, tiendas y restaurantes. Es por ello que es el barrio favorito de la población joven de Hamburgo. Si bien cada uno de estos locales es único, nos gustaría recomendaros algunos: 

  • El bar Katze, en plena Schulterblattz, en cuya terraza disfrutaréis de un ambiente increíble cualquier fin de semana.
  • El GoldFischGlas, también con un ambiente muy juvenil y unos precios razonables.
  • El Zoe Sofabar, donde podréis tomar algo en sus coquetos sofás vintage.

Si queréis escapar un rato de tanto grafiti y tanta modernez, también podéis relajaros sobre el césped del Schanzen Park y contemplar el imponente Schanzenturm, antigua torre de agua que actualmente es un hotel.

Feldstraße Bunker: una discoteca en lo alto de un búnker de la Segunda Guerra Mundial

Cerca del Millerntor-Stadium se encuentra un enorme búnker construido en la Segunda Guerra Mundial: el Feldstraße Bunker. Actualmente, el edificio alberga distintas tiendas variadas, pero lo más sorprendente es lo que encontraréis en su última planta: una discoteca.

Así es: este búnker no solo es imponente por fuera, sino que al caer la noche podéis entrar y, tras subir varios pisos en un ascensor decorado con grafitis (muy típico de Hamburgo), llegaréis al club nocturno Uebel und Gefährlich, donde podréis disfrutar de una noche de fiesta muy al estilo hamburgués.

Si os gusta el techno, estáis en el lugar y en el país adecuado. Pero, de no ser así, y como era nuestro caso, recomendamos igualmente que vayáis al menos una noche para vivir la experiencia. No todo el mundo puede decir que ha estado de fiesta en un búnker de la Segunda Guerra Mundial.

Campo de concentración de Neuengamme

Por último, un plan diferente y que recomendamos mucho es visitar el campo de concentración de Neuengamme. Aunque está a las afueras de la ciudad, aconsejamos realmente esta visita, ya que sin duda marcará vuestro paso por Hamburgo.

Si bien en un principio este campo se creó únicamente para presos políticos que se oponían al régimen nazi, posteriormente sirvió de prisión también para personas de diferentes grupos étnicos. Algo que nos sorprendió es que, de entre los presos que pasaron por allí, había también muchos españoles. En este folleto tenéis más información sobre la historia del Campo de Neuengamme (en español).

La entrada por libre en el campo de concentración es gratuita, pero también tenéis la opción de hacer una visita guiada. Para llegar hasta allí, tenéis que coger el tren (S-bahn) hasta la estación de Bergedorf y, una vez estéis allí, el autobús 227 o 327. En total se tarda alrededor de una hora en llegar desde el centro de Hamburgo.


Hasta aquí nuestra lista con los 8 rincones secretos que ver en Hamburgo. Esperamos que os haya gustado y que, si decidís visitar esta preciosa ciudad, los tengáis en cuenta. Si ya habíais ido a Hamburgo anteriormente, nos gustaría saber si visitasteis o al menos oísteis hablar de estos lugares. De no ser así, ya tenéis una razón para volver.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.