La Tierra con mascarilla
Coronavirus

¿Cómo protegerse frente al coronavirus durante el viaje?

En esta entrada os contaremos cómo estar protegidos frente al coronavirus y reducir el riesgo de contagio una vez estéis en el destino elegido para vuestro viaje. Es cierto que las precauciones que debéis tomar dependen mucho del lugar, pero hemos recopilado un conjunto de recomendaciones e información de interés que os ayudarán sea cual sea vuestro destino.

Anteriormente os habíamos dado una serie de consejos para planificar un viaje que fuera lo más seguro posible frente al coronavirus. Para ello, os contábamos:

  1. Lo que debíais tener en cuenta para elegir el lugar al que viajar
  2. Cómo de seguros eran los distintos medios de transporte.
  3. Qué medidas habían tomado los distintos tipos de alojamientos para proteger a sus huéspedes frente a la COVID-19.

También hacíamos una comparación entre las situaciones relacionadas con el virus que cubrían las principales compañías de seguros de viaje.

Pero en esta entrada no os hablamos de la fase de planificación del viaje, sino que entramos ya en cómo disfrutar del destino de forma segura una vez tengáis todo elegido: destino, transporte, alojamiento y, en su caso, seguro de viaje.

¡Comencemos!

¿Qué meter en la maleta para estar protegido frente al coronavirus?

Lo primero de todo, antes incluso de llegar, es preparar bien lo que vais a llevar en vuestra mochila o maleta. Hemos hecho una recopilación de los utensilios que son imprescindibles, o al menos muy recomendables, para mantener la higiene y seguridad en vuestros viajes:

Mascarillas de repuesto

Es fundamental que llevéis con vosotros, además de una mascarilla puesta, algunas de repuesto, dependiendo del número de días y del destino de vuestro viaje. Recomendamos llevar más de las que en un principio podrían parecer necesarias, ya que en ocasiones, y dependiendo del tipo de mascarilla, pueden romperse fácilmente.

También se os podría olvidar en el alojamiento o incluso podríais perderla, por lo que es conveniente que las guardéis en lugares distintos. Por ejemplo, podéis dejar algunas en el alojamiento, y guardar en la mochila o bolso que llevéis encima al menos una más, para evitar posibles imprevistos.

Es cierto que en caso de que os quedéis sin mascarillas, es muy probable que podáis comprarlas en algún establecimiento, pero nuestra recomendación es que seáis precavidos, ya que si os quedáis sin mascarillas en medio de la calle y lejos de vuestro alojamiento, llevar una con vosotros os ahorrará un momento incómodo vagando en busca de mascarillas.

Maleta con mascarillas

¿Qué tipo de mascarilla debería llevar?

Seguramente estéis hartos de oír hablar sobre los distintos tipos de mascarilla y cómo de seguras son cada una de ellas, pero nunca está de más hacer un breve recordatorio.

Las autoridades recomiendan, al menos para aquellos lugares en los que sea imposible mantener la distancia de seguridad, como sería en un avión o un tren, llevar puesta una de las denominadas Mascarillas EPI, dentro de las cuales se recomienda especialmente la FFP2. Si os hacéis un lío con los tipos mascarillas que existen y lo que debéis tener en cuenta al ir a comprar una, como es nuestro caso, os dejamos una Guía del Ministerio de Consumo bastante esquemática que os puede ayudar.

Gel hidroalcohólico

El elemento básico que complementa a las mascarillas en todo buen kit anti-coronavirus es el gel hidroalcohólico. Eso sí, las organizaciones sanitarias advierten de que para que sea efectivo debe tener al menos un 60% de alcohol.

No olvidéis que en los aviones no dejan pasar envases de más de 100 ml de líquido, por lo que si vuestro bote de gel hidroalcohólico tiene mayor capacidad, deberiaís considerar haceros con envases más pequeños para vuestros viajes en avión.

La opción más fácil es comprar directamente botes pequeños de gel hidroalcohólico, disponibles en muchos establecimientos que seguro que tenéis cerca de casa, como supermercados, farmacias o droguerías.

Termómetro

Podéis viajar perfectamente sin él, pero nuestra recomendación es que lo llevéis en todos vuestros viajes en esta nueva realidad. Imaginad que empezáis a notar síntomas. A pesar de que es posible padecer el virus sin tener fiebre, creednos que agradeceréis tener un termómetro a mano.

Otras herramientas útiles

Estos tres son los básicos que consideramos más importantes, pero hay otra serie de utensilios que también pueden venir bien en algún momento dado, como medicamentos para bajar la fiebre o guantes.

Otra herramienta imprescindible en vuestros viajes por la mayoría de países de Europa, tanto actualmente como cuando el coronavirus no acechaba, es la Tarjeta Sanitaria Europea, para poder tener acceso a atención sanitaria en caso de necesitarla.

Si se os ocurre algún otro objeto que consideréis imprescindible en vuestros viajes en tiempos de coronavirus, no dudéis en dejárnoslo en comentarios.

Recomendaciones para estar protegido frente al coronavirus en el día a día del viaje

Como estaréis hartos de escuchar las típicas recomendaciones que nos llevan repitiendo durante meses para evitar el contagio por coronavirus, os dejamos un enlace con una recopilación, puesto que siempre viene bien recordarlas.

Cómo disfrutar del destino sin entrar en espacios cerrados

Como ya os comentábamos en nuestra entrada relacionada con la elección de un destino seguro, uno de los factores más importantes a la hora de decidirse es que se trate de un lugar donde las visitas a espacios cerrados no sean imprescindibles. Por eso, os recomendamos que apostéis por las actividades al aire libre.

Además de visitar monumentos, parques, edificios … de los que disfrutar en espacios abiertos, también podéis informaros de todas las posibilidades que ofrece la zona donde os encontréis: rutas de senderismo, recorrer el destino en bicicleta, surfear, hacer piragüismo, etc. Tal vez el coronavirus os haya traído la excusa perfecta para matar el gusanillo y dar una oportunidad a esas actividades que siempre habíais querido probar. Nuestra recomendación: aprovechad y vivid nuevas experiencias.

parque en Londres con vistas a London Eye
Un ejemplo de destino que ofrece muchas posibilidades al aire libre es Londres. Foto desde St. James Park.

Una de las actividades al aire libre que más se ha puesto de moda en los últimos años son los conocidos como Free Tours. Lo más seguro es que ya los conozcáis o que al menos hayáis oído hablar de ellos alguna vez. Por si no fuera así, los free tours son recorridos a pie siguiendo a un guía en los que el precio no está establecido de antemano, sino que lo decidís vosotros libremente al final del tour. No obstante, las nuevas medidas adoptadas a nivel mundial frente al coronavirus nos hicieron plantearnos una duda a este respecto:

¿Cómo han cambiado los Free Tours tras el coronavirus?

Los free tours, como casi todo, se han visto forzados a adaptarse a la nueva realidad. Para contestar a esta pregunta, vamos a contaros las medidas que han adoptado dos de las principales compañías que ofertan este tipo de servicios: Civitatis y Sandemans.

Cómo se han adaptado los free tours de Civitatis

Desde la compañía, advierten de que las medidas de seguridad concretas dependerán en función del país, pero enumeran algunas a modo de ejemplo. Hay que tener en cuenta que esta empresa oferta gran variedad de tours, por lo que algunas de las medidas que mencionan no son aplicables a los Free Tours. Hemos rescatado algunas de las que sí lo son:

  • Control del estado de salud y temperatura de los guías antes y después de la actividad.
  • Reducción del tamaño de los grupos, para asegurar que se mantiene la distancia de seguridad.
  • Uso obligatorio de mascarillas y guantes durante el transcurso del tour. Añaden que en determinados casos el guía podría incluso ofrecer este material a los clientes. Debéis tener en cuenta que la publicación de estas medidas por parte de Civitatis es de mediados de mayo de 2020, cuando aún no era obligatorio el uso de mascarillas en muchos lugares. De ahí que insistan en el uso de la mascarilla. Si aun así se trata de un sitio en el que no es obligatorio su uso al aire libre, entendemos que para el free tour sí habría que ponérsela. Por otro lado, teniendo también en cuenta la fecha de publicación, es posible que no mantengan la obligación del uso de guantes.
  • No se entregará ningún tipo de material impreso a los clientes. En ocasiones algunos guías ofrecían a sus clientes mapas, folletos informativos, etc. Esto ha desaparecido.

De todas formas, dado que estas medidas son muy generales, os recomendamos que si os estáis planteando hacer algún tour con esta compañía, miréis la información disponible en el anuncio concreto de la actividad en cuestión.

Por ejemplo, en este Free Tour por Madrid se incluye un apartado con las medidas concretas frente a la COVID-19 en esa actividad. Dado que algunas de ellas no son aplicables a ese tour en concreto (por ejemplo, la desinfección del vehículo), entendemos que se ha hecho un copia y pega rápido y que, por tanto, podéis tomar esas medidas como muestra de las que encontraréis en actividades similares ofertadas por esta empresa, al menos en España.

Cómo se han adaptado los free tours de Sandemans

Es muy posible que a los que hayáis hecho alguna vez un Free Tour os vengan a la mente unos guías protegidos bajo un paraguas de color rojo. Pues bien, son de la empresa Sandemans, impulsora desde un principio de este tipo de tours, que también se ha visto obligada a adaptarse a la nueva realidad. Así, recoge una serie de medidas que han implementado en TODAS sus actividades. De entre ellas, destacamos algunas:

  • Disponibilidad de gel hidroalcohólico en los puntos de encuentro y de descanso.
  • Reducción del tiempo de los descansos y de las rutas.
  • Los guías estarán siempre equipados de guantes y mascarilla.
  • Desinfección de los “equipos de uso constante, como los TPV (datáfono). Esta medida nos hizo preguntarnos si seguía existiendo la posibilidad de pagar en efectivo, como siempre se había hecho. La verdad es que aún no hemos probado a acudir a un free tour en esta nueva era, por lo que no podemos resolver la duda. Si habéis hecho alguno en los últimos meses y sabéis si se ha producido algún cambio en este sentido, por favor, dejádnoslo en comentarios o hacédnoslo saber a través de otra vía y lo añadiremos a la entrada.
  • Desaparición de las fotos al comienzo de los Tours. Así es, ya no harán la típica foto al comienzo de la actividad en la que aparecíamos todos los clientes junto con el guía, ya que no podría mantenerse la distancia de seguridad.

Como siempre os decimos, estas medidas son generales, por lo que es posible que en función del lugar donde os encontréis, existan otras medidas adicionales que debéis adoptar impuestas a nivel nacional o incluso local.

Visitar el destino entre semana y madrugar mucho

Si bien estos dos consejos son aplicables para cualquier destino, os los recomendamos especialmente cuando visitéis alguna ciudad.

Respecto del primero, encontraréis menos turistas si viajáis entre semana comparado con la gente con la que podríais coincidir en un fin de semana.

Por otro lado, para evitar toparos con aglomeraciones de turistas, os recomendamos que os levantéis muy pronto. De esta forma, además de reducir el contacto con otra gente y, por tanto, las posibilidades de contagio, también os permitirá disfrutar con mayor tranquilidad de vuestro destino.

Tenemos pendiente una entrada en la que os contaremos nuestra experiencia levantándonos muuuuy pronto y visitando alguna ciudad. Pero estamos esperando a que haga algo menos de frío, en cuanto lo hagamos os contaremos si el madrugón mereció la pena.

Evitar el transporte público

A pesar de que varios estudios nos dicen que el riesgo de contagio en el transporte público es mínimo, conviene evitarlo. Al fin y al cabo, se trata de espacios cerrados donde coinciden y pasan a lo largo del día miles de personas (dependiendo de la ciudad, puede que incluso millones). Si no os quedara otra opción y decidís usarlo, tomad todas las precauciones posibles y evitad utilizarlo en hora punta.

Cómo hacer para probar los platos típicos de un lugar evitando el riesgo de contagio por coronavirus

En La Eternidad del Viaje somos muy conscientes de que una de las principales y más placenteras formas de descubrir un destino es a través de su gastronomía. Sin embargo, la situación actual nos ha hecho replantearnos la opción más habitual y fácil para probar los platos típicos de un lugar: comiendo en sus restaurantes locales.

Francesinha con patatas
La Francesinha es un ejemplo de plato típico que no podéis perderos si visitáis Oporto

La razón de nuestras dudas se debe a que son espacios cerrados compartidos con gente de fuera de nuestro entorno habitual, donde se hace uso de superficies que otras personas han utilizado a lo largo del día y donde tanto nosotros como el resto de clientes estaremos durante un tiempo prolongado sin mascarilla.

Por ello, os recordamos que existen otras formas de descubrir los platos típicos de un lugar:

Comprar la comida en supermercados

Una de ellas es entrar en algún supermercado y echar un vistazo a los productos que podéis encontrar, especialmente cuando se trata de destinos fuera de España.

La gente autóctona del lugar que visitáis, como en cualquier otro sitio, no come todos los días en restaurantes, sino que se cocinan su propia comida. Por ello, en los supermercados encontraréis aquellos productos que consumen en su día a día, dándoos una visión más completa y cercana de la cultura gastronómica del lugar.

Es cierto que el supermercado es un espacio cerrado, pero en el cual estaréis con mascarilla (aunque en el lugar en cuestión no sea obligatorio, es conveniente llevarla puesta) y sin coincidir con gente durante un tiempo prolongado.

Por otro lado, esta opción presenta una desventaja importante, y es que dependiendo del plato en cuestión, tendréis que hacéroslo vosotros mismos, lo cual dependiendo del tipo de alojamiento que hayáis elegido, quizás no sea viable. Si bien puede ser una forma distinta de impregnarse de la cultura local, entendemos que estáis de viaje y disfrutando del lugar, por lo que probablemente ponerse a cocinar no sea lo más apetecible del mundo en ese momento.

Por eso, nosotros recomendamos una opción intermedia:

Visitar mercados tradicionales

En los mercados locales o tradicionales no solo encontraréis productos de mayor calidad que en los supermercados, sino que también os servirá de escaparate para ver de primera mano la forma de actuar de la población local, ya que habitualmente la gente que encontréis en los mercados será de lo más tradicional y representativo del lugar.

Además, en muchos sitios es habitual encontrar puestos donde probar directamente los productos ya cocinados. Si os veis con fuerzas y tiempo, también podéis optar por cocinarlos vosotros mismos una vez estéis en vuestro alojamiento.

Llevar tu propia comida

La opción más recomendable desde el punto de vista de la seguridad frente al coronavirus es que os llevéis vuestra propia comida y la comáis al aire libre. Esto podéis hacerlo cuando visitéis lugares de los que ya conozcáis su gastronomía, bien porque ya habéis estado o bien porque es la misma que en vuestro lugar de origen, o también cuando se trate de un viaje de varios días y no queráis gastar todos los días dinero en comer fuera.

Pedir comida a domicilio

Por último, una opción que os permite degustar los platos típicos del lugar evitando comer en un local cerrado es ir a recoger la comida y llevarla a casa, o pedir directamente a domicilio. Muchos restaurantes se han adaptado a la nueva realidad y ofrecen este tipo de servicios, por lo que aunque no sea lo mismo que comer allí, es algo que deberíais considerar.

Os sorprendería la cantidad y el tipo de restaurantes que se han visto obligados a adaptarse a la nueva situación de esta forma, así que antes de decidir ir a algún establecimiento, tal vez deberíais investigar las opciones de comida a domicilio disponibles en el lugar.

En esta misma línea, otra opción es acudir a aplicaciones como Too Good To Go o Phenix, en la que restaurantes y supermercados ofrecen la comida que no han podido servir a precios muy baratos, evitando así el derroche de comida.

¿Es seguro comer en un restaurante?

Si aun así decidís optar por ir a un restaurante, os recomendamos que antes que nada busquéis información sobre las restricciones locales, ya que es posible que existan limitaciones en cuanto a personas y horarios.

Por otro lado, como hemos venido repitiendo a lo largo de estas entradas dedicadas a la seguridad frente al coronavirus en vuestros viajes, os insistimos en que miréis las reseñas más actuales y visitéis la página web del restaurante, ya que ahí encontraréis no solo las medidas que hayan adoptado para hacer frente a la COVID-19, sino también las restricciones que pueda haber o incluso la posibilidad de hacer reservas. Esto último es fundamental: no os la juguéis y reservad siempre antes de ir al local, ya que si no lo hacéis, con mucha probabilidad no encontraréis sitio.

El sector hostelero es consciente de la preocupación actual de sus clientes por la seguridad y la higiene, por lo que habrán adoptado medidas en esta línea. Entre ellas, un clásico en estos días es la desaparición de la carta o menú físico, por lo que para acceder a ella tendréis que hacerlo a través de un código QR. Para ello, como seguramente ya sabréis, podéis utilizar una aplicación específica, la cámara de vuestro móvil si está habilitada para ello o, una tercera opción que os evita tener que descargar nada: Google Lens.

Al igual que ocurría con los hoteles y alojamientos turísticos, ir a un restaurante os exige cierto grado de confianza en que la limpieza y desinfección haya sido la correcta, e incluso así debéis tener en cuenta que el riesgo de contagio es inevitable.


Por todo ello, disfrutar del destino de vuestro viaje estando a la vez protegidos frente al coronavirus es posible. Esperamos que esta entrada os sea de ayuda para ello y que os permita seguir viajando y haciendo que cada uno de vuestros viajes sea eterno.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.