Puente de Caaveiro
España Galicia

Ruta dos Encomendeiros en Fragas do Eume

La Ruta dos Encomendeiros es el sendero más popular de Fragas do Eume, Parque Natural que se encuentra en la provincia de La Coruña. Este lugar mágico os ofrece la oportunidad de caminar entre frondosos bosques que os harán parecer los protagonistas de alguno de los cuentos de los hermanos Grimm. También podréis refrescaros en las cristalinas aguas del río Eume y cruzarlas por alguno de sus puentes colgantes. Por no hablar de la posibilidad de contemplar construcciones en ruinas y árboles de otras épocas recubiertos por un musgo que les otorga esa belleza tan peculiar.

No suena mal, ¿verdad?

Aguas cristalinas del río Eume que os acompañarán en la Ruta dos Encomendeiros.
Muestra de las cristalinas aguas del Río Eume

En este artículo encontraréis información sobre la ruta más famosa del Parque: el Camiño o Ruta dos Encomendeiros. Si bien no presenta especial dificultad, es necesario tener en cuenta algunas indicaciones y consejos que os serán de gran ayuda, los cuales encontraréis en esta entrada.

En el caso de que prefiráis una ruta menos frecuentada, os recomendamos que echéis un vistazo a esta ruta secreta en Fragas do Eume. Si, por el contrario, os apetece otro tipo de visita, no os perdáis los lugares imprecindibles que ver en Pontedeume y alrededores.

Información general para la Ruta dos Encomendeiros

El tiempo de la ruta depende del ritmo que llevéis. Nosotros la hicimos con calma y parando de vez en cuando, por lo que nos llevó algo más de 3 horas, sin contar la visita al Monasterio. Nuestra recomendación es que madruguéis, ya que invertiréis fácilmente toda la mañana.

Aunque se trata de la ruta más popular del Parque, apenas nos cruzamos con gente, y eso que la hicimos un sábado de julio por la mañana. Únicamente al llegar al monasterio, esa parte estaba algo más concurrida, pero entramos todos en el autobús de vuelta, con capacidad para unas 50 personas.

Eso sí, debéis tener en cuenta que el autobús y la visita al Monasterio que culmina la ruta, dependiendo de la época del año, podrían no estar disponibles (aquí encontraréis los horarios actualizados). En efecto, si en esas fechas no se presta el servicio de autobús gratuito, tendréis que hacer la ruta ida y vuelta andando, lo que os llevará entre hora y media y dos horas más.

1. Punto de inicio de la Ruta dos Encomendeiros

Para comenzar la Ruta dos Encomendeiros, debéis dirigiros en coche al Centro de Interpretación das Fragas do Eume. Cuando lleguéis, aunque veáis que hay coches aparcados, no lo dejéis ahí, ya que de hacerlo deberéis caminar un poco más hasta el punto de inicio de la ruta. Seguid por la carretera un poco más allá del Centro de Interpretación hasta llegar a un aparcamiento mucho más grande con paneles informativos y merenderos donde, ahora sí, podréis dejar el coche.

Aparcamiento y punto de inicio de la Ruta dos Encomendeiros
Aparcamiento bajando por la carretera más allá del Centro de Interpretación

2. Desarrollo de la ruta

Una vez dejéis el coche, os encontraréis en un amplio aparcamiento a escasos metros del río Eume. El primer tramo de la Ruta dos Encomendeiros discurre por una carretera asfaltada (la continuación de la que os ha traído en coche hasta ahí) que sigue el curso del río.

En esta primera parte podréis vislumbrar un adelanto de las aguas cristalinas y la frondosa vegetación tan características del río Eume y su entorno. Aunque vayáis por una carretera, lo más probable es que no os encontréis con prácticamente ningún coche, ya que sólo se permite circular por ese tramo a vehículos de pescadores autorizados y al autobús que va desde el inicio de la ruta hasta el Monasterio (aunque, como os decíamos, esto depende de la época del año).

Continuad por la carretera hasta llegar al primer puente que cruza el río, el puente colgante de Cal Grande, que podéis ver en la imagen.

Puente de Cal Grande para cruzar el río Eume en la Ruta dos Encomendeiros
Puente de Cal Grande

Una vez cruzado el río, la Ruta dos Encomendeiros prosigue hacia la derecha. A partir de ese momento, comienza un precioso camino que transcurre por la orilla del río Eume, que combina la belleza de sus aguas azuladas con la de los árboles y rocas que lo rodean.

Habrá tramos en los que tendréis que pasar por encima de algunas de estas rocas e incluso de troncos, pero no será especialmente complicado. Aunque en ocasiones pueda parecer que el camino desaparece, sigue siendo parte de la ruta.

Así, el sendero continúa hasta llegar a la bifurcación que podéis ver en la siguiente imagen, en la que tendréis que seguir el camino que va hacia arriba.

Bifurcación en la Ruta dos Encomendeiros, debéis tomar el camino que va hacia arriba
En este punto, deberéis tomar el camino de la izquierda y subir hacia arriba

A partir de ahí, el recorrido se complica un poco más, ya que llegaréis hasta un punto en el que deberéis ayudaros de unas cuerdas para subir entre grandes piedras y continuar el camino. Es la parte más difícil de la ruta, pero si vais sin prisa se hace muy asequible. Creednos, merece la pena.

Finalmente, llegaréis a otra bifurcación en la que tendréis que seguir el sendero de la izquierda hacia el río Senín, que está señalizado. Comienza así un tramo en el que cruzaréis este estrecho río para después subir una breve pendiente hasta llegar a una pequeña fuente que antecede al precioso puente de Caaveiro (imagen de portada de esta entrada).

Una vez lo crucéis, a mano izquierda podréis visitar uno de los lugares más característicos y mágicos de Fragas do Eume, las ruinas de un antiguo molino de piedra. Nada más pasar estas ruinas, si bajáis hasta la orilla del río llegaréis hasta una pequeña cascada desde la que contemplar el grandioso puente medieval en todo su esplendor.

Ruinas de un antiguo molino de piedra en Fragas do Eume que podréis ver al final de la Ruta dos Encomendeiros
Ruinas de un antiguo molino de piedra en Fragas do Eume

3. Fin de la Ruta dos Encomendeiros

Aprovechad para descansar mientras disfrutais de ese bonito paraje, ya que el sendero continúa con una última pendiente hasta llegar finalmente al Monasterio de San Juan de Caaveiro. Se trata de un complejo formado por varios edificios, entre ellos una pequeña capilla y un par de salas con fotografías antiguas y explicaciones sobre las funciones del edificio en épocas anteriores (a modo de museo).

Monasterio de Caaveiro en la Ruta dos Encomendeiros
Monasterio de San Juan de Caaveiro

Al haber hecho la ruta en el mes de julio, agradecimos el frescor que había en el interior del monasterio. Y, lo más importante, la entrada es totalmente gratuita. Eso sí, recordad que en determinadas épocas del año no se permite su visita.

Una vez finalizada la Ruta dos Encomendeiros y visitado el Monasterio, tenéis dos opciones: bajar al puente de Santa Cristina y ahí coger el autobús de vuelta, o tomar algo en el chiringuito que hay al comienzo del camino que baja hasta dicho puente.

Nosotros nos decidimos por la segunda opción. Si bien comer allí se nos salía un poco del presupuesto, por 2 euros podéis pedir un refresco con un pincho que a nosotros nos supo a gloria. Por algo más (4,50€), hacen granizados muy refrescantes que, tras la cálida caminata, merecen mucho la pena. Os recomendamos especialmente el que nosotros probamos: el de lima, con un sabor parecido al mojito.

Mojito de Lima que sirven en el chiringuito al lado del Monasterio de Caaveiro

4. ¿Cómo volver al aparcamiento?

Para llegar hasta el puente de Santa Cristina (donde se coge el autobús) tan solo tenéis que bajar durante unos 5 minutos por la carretera que empieza al lado del chiringuito. El punto donde os recogerá el autobús está nada más cruzar el puente.

Os recordamos que dicho autobús sólo está disponible en determinadas épocas del año, por lo que dependiendo del mes en que hagáis la ruta, es posible que os toque volver andando hasta el aparcamiento. Si es vuestro caso, os aliviará saber que el camino por esa otra orilla del río es menos complicado y lleva menos tiempo, ya que transcurre totalmente por carretera.

El autobús es totalmente gratuito, pero la gente que tenga ticket de antemano tendrá prioridad para subir. Nosotros no lo teníamos, ya que nos habían informado de que, debido a las medidas de seguridad frente al coronavirus, la reserva de tickets en papel no estaba disponible.

Sin embargo, cuál fue nuestra sorpresa cuando nos encontramos allí con gente que disponía de tickets y que, por tanto, pudieron subir al autobús antes que nosotros. Imaginamos que habían adquirido ticket de ida y vuelta subiendo directamente al monasterio desde el Centro de Interpretación (sin hacer la ruta), pero por si hubiera cambiado la normativa, os recomendamos que os pongáis en contacto con el Centro de Interpretación del Parque. A pesar de todo, tuvimos hueco en el autobús.


Como os comentábamos al principio de esta entrada, la Ruta dos Encomendeiros es la más frecuentada del Parque Natural de Fragas do Eume, pero hay muchas otras. Si bien no contábamos con el tiempo suficiente como para hacerlas, prometemos volver y contaros nuestra experiencia.

TIP LOCAL

Sin embargo, sí tuvimos la oportunidad de hacer una ruta extraoficial que no aparece en los folletos turísticos y en la que disfrutamos del paisaje totalmente solos. En una de nuestras entradas os hablamos de esta ruta secreta en Fragas do Eume.

Hasta aquí nuestra entrada con información sobre la Ruta dos Encomendeiros. Esperamos que os sirva de ayuda y que os anime a seguir este bonito camino. En caso de que tengáis cualquier duda o consideréis que nos hemos dejado algo importante, ¡dejádnoslo en los comentarios! .

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.