Iglesia de Santa María de Pesqueiras en la Ribeira Sacra
España Galicia Ribeira Sacra

Santa María de Pesqueiras: una iglesia escondida en la Ribeira Sacra

Más allá de sus paisajes, la Ribeira Sacra presenta multitud de iglesias y monasterios que se esconden en sus frondosos bosques. En esta ocasión, os hablamos de una sencilla ruta que pasa por la Iglesia de Santa María de Pesqueiras, único resto que se conserva del monasterio de monjas que se ubicó allí al menos desde el siglo XIII.

Para llegar hasta esta iglesia deberemos hacerlo andando, a través de una ruta que nos acercará a esta pieza de la historia que rememora aquellas épocas pasadas en las que numerosos ermitaños se retiraban a estas zonas aisladas para dedicar su vida a la oración. Además, esta ruta nos permitirá también caminar entre viñedos y disfrutar de las vistas sobre el río Miño.

Parte de la ruta a la Iglesia de Santa María de Pesqueiras

Cerca de allí se encuentra una iglesia abandonada desde 1957 a la que se puede acceder y que tiene una muy curiosa historia detrás: la Iglesia de la Virgen de Fátima.

Iglesia de la Virgen de Fátima en Chantada
En nuestra entrada os contamos todo sobre la Iglesia de la Virgen de Fátima

La iglesia de Santa María de Pesqueiras

Como os contábamos, la iglesia de Santa María de Pesqueiras es lo único que se conserva del monasterio que hace al menos 800 años se asentó en aquel lugar. Este edificio monástico fue habitado por monjas de la orden benedictina hasta principios del siglo XVI, cuando tuvo lugar una reforma en la orden que buscaba reagrupar a sus eclesiásticas, las cuales hasta entonces se encontraban repartidas por todo el territorio gallego.

De esta forma, las monjas de Santa María de Pesqueiras, al igual que otras muchas, se vieron obligadas a abandonar la Ribeira Sacra para iniciar una nueva vida en Santiago de Compostela, en el Monasterio de San Paio de Antealtares (actualmente sigue siendo un monasterio de clausura de la orden benedictina).

Iglesia de Santa María de Pesqueiras

Al contrario que el resto del conglomerado monástico, la iglesia sí se ha mantenido hasta nuestros días, siendo una de las muchas joyas del románico que pueblan la Ribeira Sacra.

Cómo llegar hasta la iglesia de Santa María de Pesqueiras

Para llegar hasta la iglesia de Santa María de Pesqueiras hay que hacerlo caminando. Si bien se puede ir hasta este edificio y volver, os recomendamos visitarla como parte del recorrido de una sencilla ruta circular de unos 3 kilómetros en la que podréis disfrutar de unos preciosos paisajes con los viñedos y el río Miño como protagonistas, y con el embalse de Belesar al fondo.

Durante la ruta atravesaréis un bonito bosque

Ruta a la Iglesia de Santa María de Pesqueiras

Punto de inicio: dónde aparcar

Aunque encontraréis carteles y marcas que señalizan el camino a seguir a lo largo de todo el recorrido, os dejamos un enlace de la ruta para que estéis atentos especialmente a qué camino tomar para volver al punto de inicio.

Para llegar hasta este punto, tendréis que dejar el coche a un lado en la carretera que sube desde el Embalse de Belesar. Nosotros lo dejamos justo aquí, junto a lo que parece una casa de madera, pero podéis dejarlo donde veáis un hueco.

Una vez lleguéis al punto de inicio, encontraréis un cartel con información sobre la ruta y el entorno, así como una señal que nos muestra el sendero que tenemos que seguir para llegar a la Iglesia de Santa María de Pesqueiras.

Ruta a la Iglesia de Santa María de Pesqueiras

Llegada a la Iglesia de Santa María de Pesqueiras

Al ser una ruta circular, podéis ir tanto por donde marca la señal como por el camino que baja por la derecha. Sin embargo, llegaréis antes a la iglesia por el de la izquierda, así que nosotros os recomendamos seguir ese sendero.

Siguiendo las marcas blancas y amarillas y atravesando un frondoso bosque llegaréis a la iglesia de Santa María de Pesqueiras. Será entonces cuando podréis disfrutar del exterior de este edificio románico con tan larga historia, compartiendo el mismo silencio y aislamiento que aquellas monjas de la orden benedictina experimentaron cientos de años atrás.

Iglesia de Santa María de Pesqueiras en la Ribeira Sacra

Fin de la ruta caminando entre viñedos

Cuando estéis listos, podéis volver al camino y continuar la ruta un poco más por este frondoso bosque, para dar paso a una parte de la ruta en la que caminaréis entre viñedos con vistas sobre las aguas del río Miño y el embalse de Belesar.

Viñedos junto al río Miño y el Embalse de Belesar al fondo
Como puede verse al otro lado del río, a finales de julio de este año hubo un incendio. Una pena.

Llegados a un determinado punto, giraremos a la derecha y descenderemos siguiendo varias curvas para continuar caminando junto a los viñedos, esta vez más cerca del río y con el embalse de frente. Luego, volveremos a adentrarnos en el bosque para, finalmente, llegar al punto donde antes habíamos comenzado nuestra ruta.

Señal en la ruta por la Iglesia de Santa María de Pesqueiras
Momento en el que tenemos que seguir el camino de la izquierda

¿Se puede entrar a la Iglesia de Santa María de Pesqueiras?

Normalmente la iglesia está cerrada y sólo es posible ver su interior si contratáis una visita guiada organizada por Mais que Románico.

Qué ver en los alrededores de la Iglesia de Santa María de Pesqueiras

La Iglesia de Santa María de Pesqueiras se encuentra en plena Ribeira Sacra, por lo que son numerosos los atractivos que encontraréis en sus alrededores:

  • Cerca de allí se encuentra el pueblo de Chantada, el más importante de la zona, y por cuyas calles empedradas merece la pena dar un paseo.
  • Desde el embalse de Belesar, por el que habréis pasado para llegar hasta la iglesia, podéis disfrutar de unas bonitas vistas sobre el río Miño.Embalse de Belesar
  • A ambas orillas del río encontraréis también muchos lugares que merecen una visita, como la Iglesia de San Estevo de Ribas do Miño, el pueblecito de Belesar o la Fervenza de Augacaída: una cascada en la Ribeira Sacra.
Fervenza de Augacaída
Fervenza de Augacaída

Hasta aquí nuestra entrada sobre la ruta que lleva hasta la Iglesia de Santa María de Pesqueiras, una reliquia histórica de la Ribeira Sacra escondida entre sus bosques y que se ha conservado hasta nuestros días. Espero que os haya gustado y que os animéis a hacerle una visita.

También puede gustarte...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.